* Para hacer mermeladas, ralladuras  o platos donde se utilicen la piel de naranja u otros cítricos, utilice solo los ecológicos. Vea la página Ecología o este enlace seguridad alimentaria, donde se explica el porqué.

    * Las naranjas y frutas de tamaño pequeño y mediano son mas sabrosas, tiernas, y dulces. El exceso de calibre se consigue abonando con nitratos, aportando mas cantidad de agua y tratando con hormonas vegetales, ;lo que en la naranja se traduce en un exceso de fibra inerte, un mayor contenido de agua y residuos tóxicos.

    * Cuando haga zumo consúmalo durante las siguientes 3 horas, pues ahora está expuesto a microorganismos del ambiente y de nuestras manos que lo agriarán. Además, a partir de ese tiempo algunas vitaminas y principios activos empiezan a degradarse y pierden su función. Fíjese que al cabo de unos 15 minutos aparece un poso: Son las membranas de las pequeñas celdas que forman el gajo. Remuévalo para tomar otro vaso de zumo, pues estas membranas suponen un aporte de fibra beneficiosa y de muy fácil digestión.

    * La piel de la naranja seca es un excelente combustible, como el papel, para encender un fuego.

    * Los aceites esenciales contenidos en la piel pueden obtenerse por destilación. Éstos se utiliza en la industria alimentaria  como aroma y saborizante en productos como helados o refrescos.

    * Cuando compremos hortalizas o verduras, como lechuga o escarola, y éstas tengan pulgones y orugas debemos alegrarnos pues es signo de que no han sido tratadas con plaguicidas o al menos con una cantidad tal, que no les ha afectado; por tanto a nosotros tampoco nos afectará. Si ponemos la lechuga a remojo con un chorro de vinagre durante unos 10 minutos, éstos insectos mueren y se desprenden con mucha facilidad cuando enjuaguemos después.

     * Las frutas, en general, deben consumirse cuando están completamente maduras pues de lo contrario presentan cantidades mas elevadas de acidez, astringencia, taninos, etc. que, ademas de influir en el gusto, dificultan una fácil digestión. Por ello los nutricionistas no las recomiendan en niños, ancianos y personas con el sistema digestivo afectado. Compre solo naranjas y mandarinas cuando estén totalmente de color naranja, no antes, en caso de venta directa. Si lo hace en un supermercado, estas pueden haber sufrido un proceso de desverdización por lo que debemos exigir probarlas. Hay que excluir la variedad valencia late que estando madura, hacia finales de mayo y con la calor, tienden a reverdecer por la parte superior aunque su maduración interna es completa.